Coches de segunda mano

Cuando se compra un coche usado o de segunda mano se debe esperar fallos, de mayor o menor gravedad, sin importar en qué tan buenas condiciones este está o aparenta estarlo. El uso compromete la integridad de cada pieza y debemos prepararnos para comprar repuestos tarde o temprano.

Chapa, Motor y Repuestos

Una vez cuando me iba a comprar un coche de segunda mano, un mecánico me dijo que mientras la carrocería y el motor de un coche estén en buen estado, no importa lo demás; si el precio es barato y es un buen modelo,debía cerrar el trato. La verdad que ese fue un consejo que no os daría por nada del mundo. No solo por el dinero que tuve que invertir en repuestos  sino en el tiempo que el coche estuvo dentro del taller mecánico.

¿Podríamos decir que el mecánico me dio un pésimo consejo? La respuesta es un rotundo sí, pero realmente no es porque el mecánico me engañara o fuese muy malo dando consejos, simplemente no era un consejo para mi u otro cliente, era un consejo para otro mecánico.

La carrocería y el motor son las partes más costosas de un coche, esto es un hecho y no cabe lugar duda, por lo que es esencial que estos estén en óptimas condiciones. Por otro lado podemos decir que que los repuestos como la bobina de encendido o las mangueras del motor son mucho más económicos, pero tenemos aquí dos puntos que no consideré al tomar el consejo del mecánico: la mano de obra y la cantidad de repuestos.

Por cada pieza en mal estado otra pieza se desgasta y por cada pieza a cambiar hay que pagar a un mecánico, que nos cobrará por cada trabajo de cada pieza.

Si se es mecánico este es un buen consejo. Simplemente se invertirá en piezas nuevas y las horas de trabajo irían por nuestra cuenta, sin mencionar que estaríamos invirtiendo tiempo en algo que disfrutamos. No hay nada que un mecánico ame más que trabajar en su propio automóvil.

Coche nuevo o usado

Un mecánico de confianza podría asesorarnos y ayudarnos a escoger un automóvil de segunda mano, sin embargo el riesgo de que alguna pieza empiece a fallar tarde o temprano  es algo que tenemos que tomar en consideración. No importa en qué medida empiecen a aparecer desperfectos, tenemos que estar conscientes que van a aparecer tarde o temprano.

Un coche nuevo podrá ser más costoso al principio pero debemos tener en cuenta un factor muy importante: un automóvil nuevo está en garantía, pero uno nuevo no.